Quantcast

9 cosas para hacer en Porto Galinhas

A quien no le encanta el clima cálido, la naturaleza  y el mar? Y a quien no le encanta Brasil? Si estas buscando los caminos que te lleven a todo eso, es probable que te dirijan hacia Porto de Galinhas, ubicado en el estado de Pernambuco, a tan solo 60 kilómetros de su capital, Recife.  

Un poco de historia

Hasta 1850, la ciudad se llamaba Porto Rico, cuando se convirtió en el puerto donde se comercializaban esclavos para las plantaciones de caña de azúcar. Este comercio era ilegal y para evadir los controles, los traficantes que tambien comercializaban  guineas, crearon una contraseña "Tem galinha nova no porto" (Hay nuevos pollos en el puerto, refiriéndose a los esclavos) y asi nació el nombre de la ciudad. 

¿Que hacer?

Aparte de contar con las mejores playas del Brasil, piscinas naturales y buenos hoteles, en Porto de Galinhas se pueden hacer más cosas que tomar sol. 

Praia do Muro Alto - Porto de Galinhas

Praia de Muro Alto: Agua calma formada por un muro de arena, árboles de coco, arrecifes y piscinas naturales, describen a esta playa ideal para deportes acuáticos. La mayoría de los hoteles y complejos turísticos de la ciudad se encuentran aquí.

Praia da Vila: Esta playa está ubicada en el centro de la ciudad y cuenta con piscinas naturales para nadar y agua turquesa. Para quienes les gusta la naturaleza pero necesitan un buen restaurante o algunas tiendas cerca, ésta es la playa perfecta. Es ideal para pasar el día y visitar los negocios y bares que están en el centro de Porto de Galinhas

985569692-XG.jpg

Pontal do Maracaípe: Agua calma y cálida que se parece a un espejo. Esto es lo que uno encuentra en Pontal. Se puede navegar en balsa o contemplar los peces a simple vista. 

Engenho Massangana: Un complejo de edificaciones del siglo XIX con la casa principal y la capilla. Este lugar fue en su momento importante para la economía de la región ya que era la base de la producción brasilera. El lugar lleva ese nombre por el río cercano que se utilizaba para el flujo de la producción.

Bucear en las Piscinas Naturales: Un lugar tranquilo con agua cristalina y una increíble flora y fauna marina con peces, ballenas, delfines y corales. La experiencia es inolvidable. Es ideal para principiantes.

Excursión a Maragogi: Para esta excursión, es necesario madrugar pero definitivamente vale la pena. Se sale de Porto en catamarán a las 05:30AM aproximadamente para llegar a la costa dorada de Alagoas y visitar las piscinas naturales durante la mañana cuando hay marea baja. El agua es de un color turquesa increíble y allí se puede disfrutar de un almuerzo típico antes de volver a Porto de Galinhas a última hora de la tarde.

Excursión a Praia de Carneiros: Carneiros es lo más próximo al paraíso que se puede encontrar, con arena y árboles de coco que cuelgan sobre el agua. Se puede ir en catamarán o en barco y almorzar en el bar de la playa y darse un chapuzón en el mar calmo. Algunas excursiones también incluyen baños de barro. Ha sido seleccionada como una de las mejores playas de Brasil.

Excursión a Olinda y Recife: Un día de excursión desde Porto de Galinhas hasta Olinda, ciudad colonial bien conservada declarada Patrimonio de la Humanidad, y una visita a Recife, la capital del estado de Pernambuco. Se puede hacer todo en un día completo y es una buena forma de aprender algo sobre la cultura del estado y de los antepasados portugueses.

 Praia de Calhetas -  Cabo de Santo Agostinho - Pernambuco

Calhetas y Cabo de Santo Agostinho: Esta es otra gran excursión donde se pueden visitar algunas de las increíbles playas de Pernambuco y también Vila de Nazaré y la iglesia Nossa Senhora de Nazaré, que fue construida en el siglo XVI. Incluye una parada en la playa de Calhetas para almorzar y disfrutar del mar. 

¿Después de leer todo esto, no te dieron ganas de conocer Porto?