Quantcast

Compartimos nuestros viajes, ideas y gustos para  que te inspires y viajes con nosotros

Londres, la mayor metrópolis del viejo continente

Londres, la mayor metrópolis del viejo continente

Londres, capital del Reino Unido e Inglaterra,  se posiciona como una de las ciudades más visitadas del mundo debido a su carácter especial y cosmopolita, lugares emblemáticos, siglos de historia y modernas tendencias de moda, arte y gastronomía.

He caminado por las calles de Londres durante los últimos treinta años, y encuentro algo nuevo cada día.
— Walter Besant

Londres, cuenta con una población total de 8,674 millones de habitantes (2015), lo que la convierte en la ciudad más poblada del viejo continente. Se sitúa a orillas del río Támesis y fue, desde su fundación por los romanos bajo el nombre de Londinium -hace dos milenios-, un importante asentamiento humano.

Es una ciudad global, principal centro financiero del mundo, una capital cultural mundial, la ciudad más visitada del mundo -considerando el número de turistas internacionales-, y tiene el mayor sistema aeroportuario del planeta según el tráfico de pasajeros. En Londres conviven persona de diversas culturas que hablan más de 300 idiomas distintos.

 Palacio de Buckingham

Palacio de Buckingham

No en vano es la única ciudad en albergar tres Juegos Olímpicos de verano (1908, 1948 y 2012). Una buena forma de iniciar los recorridos por Londres es visitando sus sitios históricos, como el Palacio de Buckingham, residencia oficial de la Familia Real Británica en Londres desde 1837, actualmente habitado por la reina Isabel II.

Es un majestuoso edificio que representa la fama y la gloria del Imperio Británico a lo largo de los siglos, fue construido en 1703 para el duque de Buckingham, y el rey Jorge III lo adquirió en 1762, ha sido ampliado y remodelado en varias ocasiones desde entonces.

 Cambio de guardia en el Palacio de Buckingham

Cambio de guardia en el Palacio de Buckingham

Sólo se permiten visitas al interior del palacio durante unas pocas semanas al año, entre finales de julio y principios de setiembre. Algo que si se puede apreciar durante todo el año es el popular Cambio de la Guardia Real, frente del palacio cada mañana; un acto que atrae a miles de visitantes.

Hay dos lugares en el mundo en los que una persona puede desaparecer por completo, la ciudad de Londres y los mares del Sur.
— Herman Melville

Luego, cruzando uno de los pulmones verdes de Londres, el St. Jame's Park, de 23 hectáreas con un gran lago artificial envuelto por un manto de flores, arbustos y cipreses; se llega hasta la Abadía de Westminster, el templo más famoso y antiguo de Londres, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Construida con estilo románico, fue consagrada en el año 1065; reconstruida con estilo gótico entre 1245 y 1517 y sometida a otras transformaciones posteriores durante el siglo XVIII. En su interior se aprecian los mejores ejemplos de la arquitectura medieval londinense y una gran colección de tumbas y mausoleos de personalidades destacadas de los últimos mil años, como William Shakespeare, Charles Dickens, Isaac Newton, entre otros.

 Vista del Palacio de Westminster

Vista del Palacio de Westminster

El Palacio de Westminster, también emblemático en la ciudad, es un edificio gótico victoriano que alberga las dos Cámaras que componen el Parlamento Británico. Contiene más de mil habitaciones y, la torre del reloj, otra gran atracción turística que alberga la campana llamada Big Ben, nombre asignado erróneamente al reloj de la torre que, desde el 2012 pasó a llamarse Elizabeth Tower.

 Palacio de Westminster

Palacio de Westminster

La construcción del campanario finalizó en 1858, es un edificio de 106 metros de altura en estilo gótico que alberga cuatro enormes relojes situados en sus caras, estos fueron puestos en marcha en mayo de 1859. Big Ben, primera campana de 14 toneladas ubicada en el interior de la torre, se erigió en honor a Sir Benjamin Hall.

 London Eye

London Eye

Si se desea ver la ciudad desde las alturas, la Noria London Eye, es el lugar ideal. Cuenta con 32 capsulas con capacidad de hasta 25 personas y presenta vistas impresionantes de los monumentos más importantes de Londres en tours de 30 minutos donde el visitante podrá admirar más de 50 monumentos a una altura de 135 metros.

 Piccadilly

Piccadilly

Una opción muy buena a la hora de buscar que comer y momentos de ocio es la zona de Piccadilly, ya que cuenta con restaurantes para todos los gustos y es un lugar muy animado y protagonista de las fiestas de la ciudad, representa lo mejor de la vida nocturna londinense. Se pueden encontrar, teatros, cines, bares, cafeterías y tiendas.

 El museo británico

El museo británico

El Museo Británico es una parada obligatoria en Londres, es uno de los más antiguos y de mayor colección del mundo (más de 7 millones de objetos procedentes de todos los continentes). Posee piezas únicas que van desde la Prehistoria hasta la Edad Moderna, destacándose la colección de arte del Antiguo Egipto y también la fachada del Partenón.

El Puente de la Torre o Tower Bridge, es uno de los símbolos de la ciudad. Este llamativo puente levadizo fue construido con estilo victoriano entre 1884 y 1894 y cruza sobre el río Támesis, así como lo hace el London Bridge con un estilo más austero.

 Panoramica de Trafalgar Square

Panoramica de Trafalgar Square

Otros lugares de interés de la capital británica son Greenwich, el Real Jardín Botánico de Kew, la National Gallery, Trafalgar Square, Tate Modern, Biblioteca Británica, los Teatros del West End, la Torre de Londres, la Catedral de San Pablo, el Museo de Sherlock Holmes, el London Zoo (ZSL), el Shakespeare's Globe Theatre, Hyde Park, el buque HMS Belfast, el Estadio de Wembley y la línea Metropolitana, línea de metro más antigua del mundo, inaugurada en 1863.

 Trafalgar Square

Trafalgar Square

Londres es encantadora. Salgo y es como si de pronto apareciese una alfombra mágica sobre la que me siento transportada al seno de la belleza sin levantar un dedo
— Virginia Woolf

Londres es una ciudad que gusta a todo quien la visita, es diversión, cultura, luces y color; una ciudad que sorprende a quienes llegan hasta ella por primera vez como a los que lo hacen con frecuencia. Para que el viaje sea perfecto es necesario prepararlo con esmero, pues se puede visitar la ciudad durante semanas e igual no alcanzaría para apreciar todo lo que ofrece.

Frankfurt, la Main-hattan de Europa

Frankfurt, la Main-hattan de Europa

Bienvenidos a la terraza del Paraguay, Pedro Juan Caballero

Bienvenidos a la terraza del Paraguay, Pedro Juan Caballero