Quantcast

Compartimos nuestros viajes, ideas y gustos para  que te inspires y viajes con nosotros

Natal, donde todos los dias es verano

Natal, donde todos los dias es verano

Natal, capital del estado de Río Grande del Norte, situada al nordeste de Brasil, es principalmente conocida por sus playas con dunas, su belleza natural y atracciones históricas. Es un destino ideal para pasear en buggy, hacer snorkel, bucear y degustar las delicias de la cocina local.

Conocida como "Cidade de Sol", Natal (Natividad, en español) es uno de los destinos de Brasil con mayor cantidad de días soleados a lo largo del año y una de las ciudades más seguras de todo el país.

Fundada un 25 de diciembre de 1599 por los portugueses, la ciudad de Natal tuvo posteriormente una pequeña participación como base aérea de los Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial, situación que dejó en la ciudad influencias culturales y arquitectónicas estadounidenses.

El Fuerte de los Reyes Magos, lugar donde comenzó a poblarse la ciudad, es uno de los sitios más emblemáticos e históricos de Natal. La construcción del edificio data del año 1598, se encuentra en la desembocadura del Río Potengi es de estilo portugués, se ubica en la Praia do Forte, y sirvió para defender a la ciudad de las invasiones. Actualmente funciona en su interior un museo con archivos relacionados a la colonización de Río Grande del Norte.

Luego de visitar este lugar una muy buena opción es recorrer el barrio Velha Ribeira, de un estilo colonial con sus pequeñas calles, donde también se encuentran otras construcciones antiguas como la Iglesia do Galo y la vieja Catedral. Así también en la zona se ubica el Teatro Alberto Maranhao, uno de los edificios históricos más bellos de Natal, cuya construcción inició en 1898 con elementos de la arquitectura francesa y que hoy forma parte del patrimonio artístico del estado.

 Morro do Careca

Morro do Careca

Ahora bien, un lugar ideal para ir de ocio luego de conocer la historia, arquitectura y cultura de la ciudad, es la Playa de Ponta Negra, la más concurrida de Natal. En cercanía a ella se ubican la mayoría de los establecimientos dedicados al turismo, como hoteles, bares, restaurantes y locales nocturnos.

Es una playa de 4 kilómetros de largo ideal para caminatas por los impresionantes paisajes que ofrece, asimismo, aloja a una de las maravillas naturales más destacadas de la ciudad; el Morro do Careca, una duna de 120 metros que se ubica en el extremo sur de la bahía y que se destaca por ser un sitio pleno de vegetación.

 Playa dos Artistas

Playa dos Artistas

Otro balneario muy popular en Natal es la Playa dos Artistas, ubicado a 2 kilómetros del centro de la ciudad. Su principal característica es el extenso paseo marítimo por el cual la gente puede pasear, es una playa pequeña, con formaciones rocosas y algunos arrecifes, agua templada, arena blanca y fuertes olas.

  Playa   de Maracaju

Playa de Maracaju

 Playa de Maracaju

Playa de Maracaju

Un poco más alejado, a 54 kilómetros de Natal, se encuentran las piscinas naturales de la Playa de Maracajaú, el sitio más adecuado para bucear y deleitarse con los corales y peces de todos los colores. También se pueden realizar paseos en lancha o en catamarán, pesca; visitas al río Punau, un sitio de médanos y cocoteros, que desemboca en el mar; recorridos en buggy por los médanos de Río Grande do Norte y cabalgatas.

Otro lugar que no se puede dejar de visitar al hacer un viaje a Natal es el Parque das Dunas, el mayor en cuanto a dimensiones dentro de la ciudad. Es una gran extensión de área protegida en donde pueden verse interminables extensiones de dunas y vegetación natural. Se la considera un oasis ya que es un lugar completamente virgen que no ha sido víctima de la explotación urbana.

Parque Das dunas Natal Brasil

Tiene una extensión de más de 8 kilómetros y cuenta con senderos de 2 y 4 kilómetros, en él se pueden hacer caminatas o correr rodeado de vastos y puros bosques. Dentro de su extensión cuenta con el Bosque de los Enamorados.

Una postal turística por excelencia de la ciudad de Natal es Genipabú, un verdadero paraíso de dunas y playa. De hecho posee las dunas más altas de todo Brasil, muy famosas por aparecer en diferentes obras televisivas y cinematográficas. Cabe mencionar también que cuenta con arrecifes y diversas ofertas para el visitante, como paseos en buggy, burro o dromedario y skibunda, una especie de trineo que se desliza por la arena.

 Genipabu

Genipabu

La zona cuenta con restaurantes que son especialistas en la comida autóctona de Natal, la "carne de sol". Un plato que nació de una antigua técnica que los pobladores utilizaban para conservar este alimento, a falta de heladeras. Asimismo tienen gran protagonismo los platos de camarón.

Hay muchos otros lugares más en Natal que la hacen un destino ideal para el turismo en el nordeste brasileño, como: el Farol de la Mae Luiza, el Centro de Turismo de Natal, la playa de Redinha, la Vía Costeira, la playa de Pipa, la laguna Pitangui, el Maior Cajueiro do Mundo y el Puente Newton Navarro. Es sólo cuestión de organizarse, ya que Natal espera a sus visitantes con más de 300 días plenamente soleados al año.

Review: Hard Rock Hotel & Casino All Inclusive Resort Punta Cana

Review: Hard Rock Hotel & Casino All Inclusive Resort Punta Cana

Fin de año en New York City

Fin de año en New York City