Quantcast

Compartimos nuestros viajes, ideas y gustos para  que te inspires y viajes con nosotros

Parque Manantial, aventura y diversión

Parque Manantial, aventura y diversión

La naturaleza es uno de los puntos comunes en todos los sitios turísticos del país, árboles frondosos, animales y el relajante sonido del curso de algún arroyo cercano o del trinar de los pájaros.

>>> Tañarandy, donde la fe se hace cultura

El Parque Manantial está ubicado en la ciudad de Hoenau, a unos 409 km de la ciudad de Asunción y a 37 km de Encarnación. Al llegar al kilómetro 35 de la ruta VI, un enorme cartel indica el punto de entrada al parque. 

Al llegar, empezó el recorrido a bordo de un gran vehículo todo terreno (de los que se usaban en la segunda guerra mundial) donde en su carrocería estan colocados asientos para los pasajeros.

Durante el recorrido nos internamos en el bosque por senderos a veces anchos, a veces estrechos. El camino de tierra estaba, en ciertas partes, tan mojado y embarrado que sería imposible transitar para vehículos comunes, pero no eran algo que nuestro todoterreno no pudiera atravesar, eso sí, con repentinos resbalones y sacudidas que arrancaban gritos de sorpresa y emoción entre los miembros del grupo.

En algunos momentos el camión se detenía completamente y el guía nos decía cosas como: “Se acabo el combustible y ahora hay que empujar”. Entre risas y el entusiasmo propios del viaje, nos fueron explicando qué animales habitan en la zona, qué otras actividades se ofrecen y los planes que tienen para adaptar el sitio a las demandas de los turistas.

 Cruzando el arroyo

Cruzando el arroyo

La parte más impresionante del recorrido fue cuando descendimos, con camión y todo, por una pendiente hacia un arroyo bastante caudaloso que corre en esa área, ¡y lo atravesamos! Literalmente el vehículo atravesó el arroyo como si nada. Fue muy divertido. El paseo terminó con la tirolesa del parque. Cuando retornamos al lugar de partida ya se había hecho de noche y el cielo estrellado se veía increíble; algo que sería imposible observar en la ciudad, allí nos envolvía y nos transportaba a otro universo.

El parque ofrece la opción de pasar la noche, y es ideal para acampar, aunque también se ofrecen confortables habitaciones. A mí me tocó una habitación cuádruple. Todas son muy limpias y ordenas, con aire acondicionado y TV cable. También posee un área de piscina bastante amplia y una zona donde se pueden ver animales silvestres.

Mi estancia en el Parque Manantial fue más breve de lo que me hubiese gustado, pero bastó para convencerme de volver a penas tenga la oportunidad. El lugar es ideal para pasar los fines de semana largos o para estar uno o dos días antes o después de visitar Encarnación.

12 pedidos más extraños de huéspedes en hoteles

12 pedidos más extraños de huéspedes en hoteles

Caminando por las Misiones Jesuíticas

Caminando por las Misiones Jesuíticas