Quantcast

Compartimos nuestros viajes, ideas y gustos para  que te inspires y viajes con nosotros

FIN DE SEMANA EN SAO PAULO

Visité la ciudad para un encuentro internacional de fotógrafos de aviación denominado “Aeroin Spotting Day 2014”. Se trata de un evento organizado por el mayor sitio temático de aviación del Brasil denominado Aeroin.com. Fotógrafos de Argentina, Paraguay y Brasil acudieron para la ocasión.

Como había olvidado dimensionar lo que significaba volar en un A320 durante 5 horas, abordé un avión que hacía escala en Buenos Aires. El cansancio crónico solo fue atenuado por la camaradería, el buen servicio abordo, un vuelo tranquilo y la excelente atención de la tripulación paraguaya y su comandante. De todas maneras, recomendaría a los que realizan una “escapada de fin de semana” a São Paulo, que lo hagan en un vuelo directo y no mediante los vuelos con escalas.

 

Transporte y accesibilidad

El bus regular cuesta 3,0 reales (USD. 1.5), las unidades de transporte público son confortables además de veloces debido a que las autopistas disponen de una vía especial para este tipo de vehículos. No llegué a usar el Metro por el corto período de tiempo que estuve en la capital paulista, pero sí se podía notar obras de ampliación de los ramales del Metro en algunos puntos de la ciudad.

 

Visita al Museo de TAM

Una de las actividades dentro del programa de Aeroin incluyó una visita guiada al Museo “Asas de um Sonho” (Alas de un Sueño) de TAM Airlines, situado a 240 km al norte de São Paulo. Este trayecto se completa después de viajar 3 horas en van. También se puede acceder por vía aérea porque el museo tiene su propio aeropuerto.

El Museo de TAM, uno de los más importantes y completos de la región tiene en exposición de cerca de 100 aeronaves entre helicópteros, aviones de guerra y aviones comerciales. Muchos de ellos están aún en condiciones de volar. Cada una de las piezas del museo tiene su propia historia. La visita guiada permite aprovechar al máximo la experiencia.

El paseo comienza por un túnel literal, donde se puede apreciar la historia de la aviación desde sus inicios. Al caminar por ese trayecto el visitante puede apreciar fotografías, vídeos y maquetas de los diversos artefactos voladores que el hombre ha diseñado para surcar el cielo. Finalmente se proyecta un material audiovisual en el que los mentores y creadores del museo; el Comandante Rolim Amaro y su hermano João Francisco Amaro dan la bienvenida a los visitantes e inmediatamente se abre una puerta que da a la sala de exposiciones del museo.

El horario de atención al público es de miércoles a domingo, de 10:00 a 16:00 horas. El precio de la entrada es de 25 reales brasileños (43.000 guaraníes aproximadamente). Las personas mayores de 65 años y niños de hasta 6 años no pagan. Las personas que deseen realizar una visita virtual a este lugar tan increíble pueden hacerlo ingresando a www.museutam.com.br.

El museo cuenta con una tienda donde los visitantes pueden adquirir una variedad de recuerdos. También hay un restaurante donde se sirve platos de la cocina brasileña más tradicional como así también platos internacionales.


Viaje a Campinas

Viracopos en Campinas, es el aeropuerto de cargas más importante de Brasil. Allí aterrizan aeronaves cargueras procedentes de todas partes del mundo, esta particularidad lo ha convertido en destino de las actividades de Aeroin Brasil. Luego de una hora y media de viaje en van desde São Paulo (unos 95 km), llegamos a Viracopos y los funcionarios aeroportuarios nos atendieron de la mejor manera.

Allí pude fotografiar durante varias horas el tráfico tanto de pasajeros como de cargas. Spotters Viracopos, la asociación de fotógrafos local apoyó el evento y fueron muy receptivos con los fotógrafos paraguayos y argentinos que hemos ido con el propósito de conocer la dinámica de uno de los aeropuertos de carga más importante de la región.


¿Cuánto cuesta comer en São Paulo?

Si bien los eventos a los que asistía incluían el almuerzo y bebidas, no fue así la noche en que llegamos y tuvimos que cenar pizza. Una de tamaño familiar con ingredientes básicos costaba 55 reales (USD.25). Y una típica hamburguesa de McDonald's; 25 reales (USD. 10). Esto siempre sin salir del aeropuerto, donde también está numerosos restaurantes.


Una lata de 350ml de la popular bebida Guaraná Antarctica cuesta 3,50 reales (casi USD. 2). Una lata de Coca Cola vale 4 reales en algunos establecimientos. Si bien no hemos estado en restaurantes, propiamente dicho fuera del hotel y de las instalaciones que hemos visitado, todo indica que São Paulo no es una ciudad barata, por lo menos en lo que se refiere a las comidas.


Durante el poco tiempo que estuve en São Paulo pude notar que es una ciudad en constante crecimiento. Uno ve obras por todas partes. El visitante también nota que la ciudad tiene muchas facilidades para el transporte, que es bueno pero caro y las distancias entre un barrio y otro son muy largas. Los paulinas están  acostumbrados a convivir con los turistas: los brasileños son muy amables y tienen espíritu de colaboración y cuando de conversar se trata, no tienen problemas en hablarte en portugués y comprenden el español muy bien.



10 COSAS QUE NO DEBERÍAS HACER EN UN CRUCERO

10 COSAS QUE NO DEBERÍAS HACER EN UN CRUCERO

REVIEW: MATIZ GUARULHOS HOTEL